InicioArte y EspectáculoAcademia condena acciones de Smith y empieza investigación

Academia condena acciones de Smith y empieza investigación

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas condenó el lunes las acciones de Will Smith durante los Oscar del domingo y dijo que comenzará una investigación formal luego de que abofeteara al cómico Chris Rock.

En un comunicado emitido el lunes, la organización señaló:

“La academia condena las acciones del señor Smith en la ceremonia de anoche. Hemos comenzado oficialmente una investigación formal por el incidente y exploraremos más acciones y consecuencias de acuerdo con nuestras normas, estándares de conducta y la ley de California”.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

La crisis tras el ataque de Smith en el escenario continuó el lunes, cuando Hollywood y el público continuaron tratando de comprender el momento que desconcertó al Teatro Dolby y a los telespectadores, y que posiblemente sobrepasó todos los tropezones anteriores en la historia de la ceremonia, incluyendo el error de los sobres de la película ganadora en 2017 conocido como “sobregate”.

Smith subió al escenario después de que Rock hizo un chiste sobre el aspecto de Jada Pinkett Smith, la esposa de Smith. Rock miró hacia Pinkett Smith y dijo:

“Jada, Te amo. ‘G.I. Jane 2’, me muero de ganas de verla”.

El chiste cayó mal. Pinkett Smith, quien tiene la cabeza rapada, ha hablado públicamente sobre su diagnóstico de alopecia (caída anormal del cabello).

Smith abofeteó a Rock en el escenario. De vuelta en su asiento, Smith gritó dos veces a Rock:

“¡Quita el nombre de mi esposa de tu (grosería) boca!”.

Sus palabras se escucharon claro en el Teatro Dolby, aunque ABC cortó el audio por unos 15 segundos en su transmisión. Una hora después, Smith ganó el premio a mejor actor. Durante su discurso de aceptación, Smith se disculpó con la academia.

Tras la ceremonia, la academia publicó un comunicado condenando la violencia.

El Departamento de Policía de Los Angeles dijo estar al tanto del incidente, pero no inició una investigación formal porque la persona involucrada no presentó un reporte ante las autoridades.

Algunos miembros de la academia, como el guionista y productor Marshall Herskovitz, pidieron que la organización emprendiera acciones disciplinarias contra Smith.

“Deshonró a nuestra comunidad entera esta noche”.

escribió Herskovitz en Twitter.

Whoopi Goldberg, miembro de la junta de gobernadores de la academia, dijo el lunes en el programa televisivo “The View”:

“No le vamos a quitar ese Oscar. (Pero) Habrá consecuencias, estoy segura”.

Una sensación de incredulidad se dejó sentir en el Teatro Dolby después del ataque y no se disipó el lunes. No sólo fue un momento inapropiado y difícil de imaginar en televisión nacional, sino que fue un incidente tan dramático, incluso como de película, que muchos pensaron en un principio que se trataba de algo actuado. Parecía totalmente alejado de la personalidad de una de las estrellas más alegres de Hollywood.

Todo esto menos de una hora antes de que Smith alcanzara posiblemente el momento climático de su carrera al ganar su primer Oscar como mejor actor.

“De alguna manera me siento mal también por Will Smith porque creo que dejó que sus emociones le ganaran y esta debió ser una de las noches más grandes de su vida. Y ahora no lo es. ¿Había alguien en el mundo a quien no le cayera bien Will Smith hace una hora? Creo que nadie ¿verdad? Ahora no tiene ningún amigo comediante, eso es seguro”.

Algunos cuestionaron si debieron permitir a Smith permanecer en su asiento en primera fila tras golpear a Rock. Varias estrellas se acercaron para tratar de calmarlo y darle consejos, incluyendo Denzel Washington, Bradley Cooper y Tyler Perry. Pero el momento en el que ocurrió hizo que todo fuera más raro porque la categoría de mejor actor se entregaba poco después y desde hacía tiempo Smith era considerado favorito para ganar.

“Sé que todos seguimos procesándolo, pero la forma en la que la violencia casual fue normalizada esta noche por un colectivo de audiencia nacional tendrá consecuencias que todavía no hemos comprendido en este momento”.

escribió Janai Nelson, presidenta y directora consejera del Fondo de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP por sus iniciales en inglés), en Twitter.

El chiste que provocó a Smith no era parte de la rutina que Rock había ensayado, según dos fuentes cercanas a la producción, que no estaban autorizadas para hablar públicamente.

Rock ha hecho chistes sobre Pinkett Smith antes. Fue anfitrión de los Oscar en 2016, cuando algunos artistas boicotearon la ceremonia usando el hashtag #OscarsSoWhite por la falta de diversidad racial entre los nominados. Los Smith se sumaron a la protesta, pero Rock dijo en ese entonces: “Que Jada boicotee los Oscar es como si yo boicoteara la ropa interior de Rihanna. No fue invitada”.

Tras bambalinas en la sala de prensa, donde los ganadores responden preguntas de reporteros, la academia trató de evitar preguntas sobre el incidente. Cuando un reportero preguntó a la actriz ganadora Jessica Chastain sobre el discurso de aceptación de cinco minutos de Smith, en el que habló sobre la paz y defender a su familia, un representante de la academia impidió que la actriz respondiera.

Pero eso no evitó que el momento se impusiera en la charla de las fiestas tras los Oscar y más allá. Algunos salieron en defensa de Smith, incluyendo Tiffany Haddish, quien actuó con Pinkett Smith en “Girls Trip” («Plan de chicas»).

“Quizá al mundo no le guste cómo pasó, pero para mí es lo más hermoso que he visto porque me hizo creer que todavía hay hombres ahí que aman y se preocupan por sus mujeres, sus esposas”.

dijo Haddish a la revista People en el Baile de los Gobernadores.

Smith por su parte, posó sonriente para fotografías con su familia fuera de la fiesta de Vanity Fair tras los Oscar. Dentro fue grabado con celulares bailando su canción “Gettin’ Jiggy Wit It” mientras sostenía su Oscar. Su hijo Jaden tuiteó: “Así es como lo hacemos” en Instagram, Smith publicó: “Yo y Jada Pinkett Smith nos vestimos elegantes para elegir el caos”.

El drama opacó algunas victorias históricas en los Oscar.

El filme sobre una familia de sordos con una hija oyente “CODA” (“CODA: Señales del corazón”) se convirtió en el primero con un elenco principalmente sordo en ganar el premio a mejor película. Por primera vez un servicio de streaming, Apple TV+, se llevó el mayor honor de Hollywood, señalando el cambio profundo en los hábitos de consumo y en la industria. Ariana DeBose de “West Side Story” (“Amor sin barreras”) se convirtió en la primera afrolatina y la primera actriz abiertamente LGBTQ en ganar el premio a mejor actriz de reparto. Y con el triunfo de Jane Campion de “The Power of The Dog” (“El poder del perro”) en la categoría de dirección, por primera vez hubo directoras ganadoras en años consecutivos tras el triunfo de Chloé Zhao por “Nomadland” en 2021.

En años recientes, Smith ha sido muy abierto sobre su vida, mientras que la serie de Facebook de Pinkett Smith “Red Table Talk” también ha sido una plataforma para ventilar sus dramas familiares. Smith ha relatado su propio viaje en la serie de YouTube “The Best Shape in My Life”, que incluyó un episodio sobre sus arrepentimientos como padre de sus hijos.

Smith escribió con el autor de desarrollo personal Mark Manson, el libro de memorias “Will”, publicado este año y que ascendió el lunes en sus ventas en Amazon al lugar 32 de los más vendidos. En el libro describía cómo fue moldeado por su padre amoroso pero bebedor y severo. En un capítulo recuerda que era un niño de 9 años cuando lo vio golpear a su madre. La culpa por no proteger a su madre, escribió, le dejó sentimientos encontrados que relaciona con su propio impulso para ascender en los espectáculos. Cuando su padre era viejo y estaba confinado a una silla de ruedas, Smith confesó sentir el impulso de empujarlo por unas escaleras.

“Mi viaje personal a las profundidades de la alegría y los traumas de mi pasado definitivamente me está ayudando a expandir y construir una caja de herramientas emocionales mayor que me permitirá retratar personajes más complejos”

dijo Smith a finales del año pasado a The Associated Press.

Para Smith interpretar Richard Williams, padre de las famosas tenistas Venus y Serena, en “King Richard” (“Rey Richard: Una familia ganadora”), le hizo sacar a flote esas emociones profundas y le valió el Oscar. Quizá también lo impulsó a las acciones que cometió el domingo.

“El arte imita a la vida. Me veo como un padre loco, lo mismo decían de Richard Williams”.

dijo Smith al recibir su premio.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN