Bolsa brasileña se dispara tras triunfo electoral de Bolsonaro

La posibilidad de victoria de Bolsonaro ha llevado a la bolsa de Sao Paulo a subir con fuerza en los últimos días y al dólar a caer, con el mercado animado por su agenda liberal y poco preocupado con sus declaraciones de tinte machista, racista y homofóbico.

El principal índice bursátil brasileño, el B3, subió un cinco por ciento en la jornada de este lunes (8.10.2018), según datos recogidos por el portal “Globo”.

También la cotización del real brasileño volvió a subir en relación con el dólar después de la semana pasada, cuando la moneda del gigante sudamericano empezó a recuperarsse tras varias depreciaciones debido a la mejora de Bolsonaro en las encuestas de cara a las elecciones del domingo.

El dólar se cotizaba este lunes a alrededor de 3,70 reales. Hace algunas semanas, el precio de la moneda estadounidense superó la barrera de los 4 reales debido a la incertidumbre por el desenlace de los comicios brasileños.

Varios representantes del mercado y del sector industrial brasileños manifestaron en los días previos a la elección públicamente su apoyo a Bolsonaro, que se presenta con un programa económico neoliberal.

Bolsonaro se ha convertido en el preferido de los mercados. (imago/Xinhua/T. Ribeiro) Bolsonaro se ha convertido en el preferido de los mercados.

El preferido de los mercados

Bolsonaro, el candidato más votado en las elecciones del domingo en Brasil y que tendrá que dirimir la Presidencia en una segunda vuelta, anunció este lunes su intención de privatizar varias estatales y de reducir el tamaño del Estado en caso de ser elegido:

“Reducir el número de ministerios; extinguir y privatizar estatales. La política al servicio del brasileño”, afirmó el diputado ultraderechista en un mensaje que publicó este lunes en su cuenta en Twitter tras haber vencido la primera vuelta de las presidenciales con el 46,03 % de los votos válidos.

El candidato ultraderechista, que se ha convertido en el preferido de los mercados, reforzó de esa forma su perfil liberal en la economía en las redes sociales, que se han convertido en su principal instrumento de campaña electoral desde que fue acuchillado el 6 de septiembre, por lo que estuvo casi un mes hospitalizado.

En su mensaje en Twitter de este lunes el ultraderechista también afirmó que pretende combatir los fraudes en el Bolsa Familia, un programa de distribución de subsidios a los pobres que es la principal política social de los gobiernos del PT, pero aclaró que lo hará “para que quien lo necesite pueda tener este amparo humanitario ampliado”.

El diputado también prometió, en caso de ser elegido jefe de Estado, descentralizar el poder y darle una mayor fuerza económica a los estados y a los municipios. La principal propuesta del programa económico de Bolsonaro, coordinado por el economista Paulo Guedes, un liberal de la conocida Escuela de Chicago, es la reducción de la deuda pública en un 20 % mediante privatizaciones y concesiones al sector privado.

Otra de sus prioridades es eliminar el déficit público y para ello pretende reformar el régimen de jubilaciones mediante la creación de un sistema paralelo de jubilación por capitalización.

Al contrario de Bolsonaro, Haddad es un defensor de una mayor intervención del Estado en la economía. (imago/Agencia EFE/M. Chello) Al contrario de Bolsonaro, Haddad es un defensor de una mayor intervención del Estado en la economía.

Segunda vuelta

Bolsonaro, polémico por ser un defensor de la dictadura militar (1964-1985), tendrá que disputar la Presidencia en una segunda vuelta con el socialista Fernando Haddad, el sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y que obtuvo el 29,28 % de los votos.

Al contrario de Bolsonaro, Haddad es un defensor de una mayor intervención del Estado en la economía: “Lo que va a dictar la segunda vuelta es el debate económico. El proyecto neoliberal que el lado de allá representa y el proyecto de bienestar social que representamos nosotros”, escribió en Twitter.

Haddad, exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo, de 55 años, prometió derogar todas las medidas de ajuste fiscal adoptadas por el actual presidente, Michel Temer, para sanear las cuentas públicas, cuyo déficit es considerado como la mayor amenaza a la economía brasileña

Bolsonaro, diputado y exmilitar de 63 años, sin embargo, hace frente a fuertes críticas en Brasil y a nivel internacional por su agresivo discurso nacionalista y populista, visto como una amenaza para las instituciones democráticas.

Bolsonaro se medirá con el izquierdista Fernando Haddad, de 55 años, en una segunda vuelta electoral el 28 de octubre y es considerado como favorito para convertirse en el próximo presidente del gigante sudamericano en el periodo 2019-2022.

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: