En el año 2013, la ciudad estuvo de acuerdo en pagar a la compañía de construcción Small’s unos $2,77 millones de dólares para crear el estacionamiento adicional en el edificio para que el público pueda utilizarlo. Al año siguiente, la ciudad dijo que no dispondrían de suficientes puestos para cumplir con los términos del acuerdo.

La compañía Smalls dijo que eso se debe a los cambió de zonificación que la ciudad implementó después del acuerdo, lo que reduce el número de puestos disponibles para estacionarse. La demanda de liquidación es el último de una serie de acciones legales relacionadas con el desarrollo que enfrenta la ciudad, algunos de los cuales están relacionados con cambios en las políticas de la ciudad. La oposición pública al edificio de oficinas de cuatro plantas y garaje ayudó a crear el grupo Save Shem Creek, que demandó a la ciudad por aprobar el edificio. Poco después la demanda fue negociada para dejarla sin efecto.

We are a bi-weekly newspaper serving the Latino community in the coast of South Carolina for over 14 years.