El misterio rodea al caso de la experiodista de la BBC hallada muerta en un aeropuerto

Amigos de una experiodista de la BBC y funcionaria de la ONU hallada muerta en un cuarto de baño en el aeropuerto Ataturk de Estambul están pidiendo una investigación completa sobre su muerte.

La británica Jacqueline Sutton, de 50 años, fue encontrada ahorcada el sábado en un baño en la terminal de tránsito internacional del aeropuerto, informó la agencia de noticias estatal Anadolu, citando a la policía de Estambul.

Sutton, que trabajó para las Naciones Unidas y la BBC, voló de Londres a Estambul para tomar un vuelo de conexión a su base de en Irbil en la región kurda del norte de Iraq, de acuerdo con su empleador, el Instituto para coberturas informativas de guerra y paz.

Medios de comunicación turcos informaron de que Sutton perdió su vuelo a Irbil.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña confirmó la muerte de un ciudadano británico en Turquía, diciendo que personal de la embajada estaba ayudando a la familia del fallecido y que los funcionarios británicos se mantendrían en estrecho contacto con las autoridades turcas.

Anadolu informó que Sutton se ahorcó, citando a funcionarios de seguridad turcos. Las autoridades turcas no han respondido a las peticiones de la CNN para hacer comentarios.

Sutton hablaba cinco idiomas, incluido el árabe, y tenía una amplia experiencia en los campos de los medios de comunicación y desarrollo, después de haber trabajado para la BBC en África, Medio Oriente y Reino Unido, y en puestos de alto rango de las Naciones Unidas en Afganistán, Irán a Gaza y África occidental.

“No creemos en los informes sobre suicidio”

La noticia de la muerte de Sutton provocó un torrente de dolor en Twitter, con amigos y excolegas expresando su escepticismo acerca de la versión de que la periodista pudo haberse quitado la vida.

“Simplemente no creemos en los informes de prensa”, tuiteó Jane Pearce, directora de del Programa Mundial de Alimentos de la ONU para Iraq, quien describió a Sutton como amigo.

Sudipto Mukerjee, excolega de Sutton del Programa de Desarrollo de la ONU, tuiteó que le parecía “muy difícil” de creer los informes de suicidio.

La Agencia de Desarrollo Internacional de la Mujer, con sede en Melbourne, Australia, tuiteó que estaría “buscando respuestas y pidiendo medidas urgentes” por la muerte de Sutton.

John MacLeod, director del Instituto para las coberturas informativas de guerra y paz, con sede en Londres, dijo a CNN que la organización estaba enviando personal a Turquía para buscar respuestas de las autoridades.

MacLeod dijo que no sabía qué pensar sobre las sugerencias de que su muerte podría atribuirse a algo que no sea el suicidio.

“No sabemos, con honestidad”, dijo. “Obviamente, las circunstancias no son claras. … Vamos a pedir una investigación a fondo”.

Regresaba a Iraq “llena de planes”

Sutton fue nombrada directora interino de la organización en Iraq en junio, en sustitución de Ammar Al Shahbander, quien murió en un atentado con coche bomba de mayo en Bagdad. Ella había estado en Londres la semana pasada para asistir a una ceremonia en memoria de Al Shahbander, dijo el Instituto.

La organización añadió en un comunicado que Sutton “regresaba a Iraq llena de planes para nuevos trabajos innovadores, incluyendo proyectos para contrarrestar el extremismo violento que amenaza a un país con el que ella estaba tan comprometida”.

“Jacky fue una de las principales profesionales del desarrollo que trabajaban en Iraq, y dedicó casi 10 años de su vida a ayudar al país”, dijo Anthony Borden, director ejecutivo del Instituto.

“Ella era muy brillante, muy competente y muy capaz de manejarse en entornos difíciles, y era amada universalmente. Estamos en shock total”.

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: