InicioBreaking newsEuropa se despide de una ola de calor que causó dos muertos

Europa se despide de una ola de calor que causó dos muertos

En esta oportunidad países como Francia o Bélgica superaron sus récords históricos de temperaturas. Europa soporta este viernes la última jornada de temperaturas extremas de una ola de calor que ha generado registros históricos en países como Bélgica, Alemania, Luxemburgo, Holanda o Francia y dos víctimas mortales, mientras que se prepara para un periodo de fuertes tormentas, lluvias y vientos.

En Bélgica, las altas temperaturas se han cobrado este sábado a su primera víctima, una mujer de 66 años de edad que murió mientras tomaba el sol en la región costera de Middelkerke, en Bélgica, y en Granada, en el sur de España, un hombre de 85 años falleció este viernes debido a un golpe de calor luego de una exposición prolongada al sol durante un paseo.

Esta situación tendrá fatales consecuencias ambientales, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, pues amenaza con dejar en mínimos históricos a la capa de hielo de la isla danesa de Groenlandia, que en lo que va de mes ha perdido 160.000 millones de toneladas en superficie.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

La web meteorológica Meteoalarm (www.meteoalarm.eu), que provee los servicios meteorológicos de Europa, mantuvo este sábado solo con avisos de nivel rojo por temperaturas extremas a Bélgica y Croacia y por tormentas a la región alemana de Kreis Euskirchen, en el oeste del país.

La ola de calor ha dejado registros insólitos en algunas ciudades europeas, como ayer en París, donde la temperatura llegó hasta 42,6 °C, índice nunca antes visto en la zona.

El calor que llegó a comienzos de semana a Francia y activó la alerta roja en 20 departamentos agravó los problemas de contaminación por ozono en el área metropolitana de la capital, donde desde el martes está prohibida la circulación de los vehículos más contaminantes, pero se aleja ya de la mayor parte del territorio, salvo del noreste y del este.

Bélgica superó también el jueves —por tercera vez en dos días— su temperatura máxima histórica al marcar 41,8 °C, un registro que pulverizó la marca alcanzada solo unas horas antes, 40,6 °C, según datos del Real Instituto Meteorológico, que prevé que las temperaturas se desplomen el fin de semana hasta diez grados.

La compañía nacional de trenes belga, SNCB, tuvo que suspender el servicio de 27 ferrocarriles que carecían de aire acondicionado como medida preventiva.

Italia vivió este sábado su pico más alto de calor, con catorce ciudades del norte y centro del país con temperaturas próximas a los 40 °C, como Turín, Milán, Brescia, Génova, Florencia, Perugia, Bolzano, Bologna o la capital, Roma, donde se vivió una jornada asfixiante.

No obstante, se prevé que la situación cambie en las próximas horas con la entrada de un frente frío procedente del Atlántico que dará un alivio y bajará los mercurios en la península, pero que causará frecuentes temporales y lluvias.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN