Florence ha desbordado ríos, inundado calles y casas. Y sigue lloviendo

Los pequeños arroyos parecen ríos. Ríos como torrentes furiosos. Y calles de la ciudad y tramos de autopistas interestatales, salpicadas de botes de rescate, parecen cuerpos de agua de flujo libre.

Esa es la realidad en amplias franjas del este de Carolina del Norte en la acuosa estela del huracán Florence.

Mientras los pueblos y ciudades luchan para hacer frente a las casas y edificios inundados, los cortes de energía y los residentes atrapados, lo que queda de Florence se arrastra hacia el norte, arrojando fuertes lluvias mientras avanza hacia las montañas Apalaches del sur el lunes por la mañana.

La tormenta ya causó la muerte de al menos 18 personas, atrapó a cientos de personas e hizo intransitables partes de Norte y Sur de Carolina, pero las autoridades dicen que la peor inundación está por llegar.

Así se ve Florence desde el aire

Florence, ahora una tormenta tropical con vientos sostenidos de 56 kilómetros por hora, fue fotografiada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Al menos 1.000 rescates

Las agencias federales y estatales habían llevado a cabo al menos 1.000 rescates rápidos en Carolina del Norte a primera hora del lunes, dijo el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, pero mucha más gente necesita ayuda.

Cientos de miles sin electricidad

Cerca de 532.338 clientes en Carolina del Norte y 61.000 en Carolina del Sur no tienen electricidad.

Pero el número de personas reales sin energía es mucho mayor, ya que un solo cliente puede representar a toda una familia.

Vías cerradas por inundaciones

Las inundaciones ya son tan graves en Carolina del Norte que el Departamento de Transporte del estado les dice a las personas que no viajen a través del estado.

Numerosas autopistas, que incluyen secciones de la I-95 y la I-40, están cerradas, y las inundaciones de las carreteras han cortado la ciudad costera de Wilmington.

Los remanentes de la tormenta llegarán al noreste

Las regiones montañosas del sur de Virginia también podrían ver inundaciones y estar en riesgo de sufrir barro y deslizamientos de tierra debido a las fuertes lluvias de Florencia el lunes, dijo el meteorólogo de CNN, Michael Guy.

Se pronostica que la lluvia se moverá desde el norte de Carolina del Norte hacia las áreas de Virginia desde Danville hasta Charlottesville, dijo. El resto de la tormenta progresará hacia el Valle de Ohio impactando áreas en Virginia Occidental hasta el oeste de Pensilvania.

“Para el martes, los restos de Florence serán empujados hacia el noreste, donde las áreas desde el norte de Pensilvania hasta el centro de Nueva York hacia Boston podrían recoger algunas fuertes lluvias”, dijo Guy. Agregó que esas áreas podrían ver de 5 a 12 centímetros de lluvia o más, así como inundaciones repentinas.

Comentarios

Comentarios