Grecia restringe los retiros de efectivo y cierra los bancos

Los bancos en Grecia estaban cerrados este lunes, y así permanecerán hasta el 6 de julio, y los retiros de efectivo están limitados a 60 euros diarios por persona, como medidas anunciadas por el gobierno griego para evitar el colapso.

El primer ministro Alexis Tsipras anunció el domingo que el Banco de Grecia recomendó el cierre de los bancos este lunes y limitar los retiros de las cuentas bancarias, una especie de corralito.

La bolsa de Grecia también estaba cerrada este lunes, pero los mercados europeos fueron golpeados la madrugada del lunes por la crisis griega. El DAX alemán y el CAC francés registraron una caída del 4,4%. El mercado de valores de Portugal se redujo casi un 6%, mientras que al británico FTSE le fue mejor, perdiendo solo el 2%.

 

En un discurso televisado, Tsipras dijo que la decisión del Banco Central Europeo de retener dinero en efectivo, en el período previo al referéndum -convocado para el próximo domingo- y su negativa a extender el programa de ayuda para el país, obligó a recomendar tales medidas.

Se conoce como corralito a la limitación gubernamental impuesta temporalmente, con carácter general, a la libertad para disponer de los fondos depositados en las entidades financieras por parte de sus titulares. Esa figura fue implementada hace varios años en Argentina.

Los turistas no están sujetos a los controles de capital, y las tarjetas de crédito y de deuda emitidos en el exterior deben funcionar normalmente.

El primer ministro griego sostuvo que la dignidad de su pueblo frente a lo que llamó chantaje envía un mensaje de esperanza y orgullo a toda Europa.

El Banco Central Europeo dijo el domingo que no proporcionaría ningún nuevo apoyo de emergencia a los bancos griegos.

Con ello, Grecia se encaminaría al impago a sus acreedores a partir del martes, cuando vence el plazo para hacer un pago del préstamo al FMI, e incluso podría verse obligada a abandonar la zona euro.

El cierre de los bancos y las restricciones a los clientes para sacar su dinero fueron vistas como un intento para evitar el colapso del sistema financiero.

Los líderes europeos se enfrentan ahora a uno de los peores momentos de la historia de su moneda común.

El presidente Obama llamó este domingo a la canciller alemana Angela Merkel y los dos acordaron tomar todas las medidas para tratar de resolver la crisis.

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: