InicioBreaking newsIncendio en California alcanza magnitudes históricas

Incendio en California alcanza magnitudes históricas

Un gigantesco incendio forestal en la Sierra Nevada de California amenazaba el lunes la principal fuente de agua de San Francisco y el parque nacional Yosemite, uno de los atractivos naturales más importantes de Estados Unidos.

El fuego, que ha crecido hasta ocupar un área del tamaño de la ciudad de Chicago, estalló hace nueve días por razones desconocidas en el Parque Nacional Stanislaus y se ha convertido en el décimotercer mayor incendio de la historia de California, dijeron autoridades.

Las imágenes del colosal incendio mostraban árboles enteramente tomados por las llamas y enormes nubes de humo sobrevolando las pequeñas localidades de la zona montañosa. Los residentes colocaron carteles en sus coches que decían «gracias», en consideración a los combatientes del fuego.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

El incendio amenazaba unas 2.400 viviendas en las comunidades de las laderas de la Sierra Nevada, la región montañosa en el centro de California, donde hay una población total de unos 10.000 habitantes.

Veintitrés estructuras fueron destruidas, entre ellas un popular campamento de verano cerca de Yosemite (el Tuolumne Camp de Berkeley), y hay órdenes de evacuación obligatoria para unas mil personas.

El fuego ha quemado 60.600 hectáreas al oeste del parque Yosemite y, el lunes, su perímetro estaba contenido en un 15%, agregó el informe, según el sitio oficial de información de incidentes InciWeb.

También estaba amenazada la reserva de agua Hetch Hetchy, que abastece a los 2,6 millones de habitantes de la bahía de San Francisco, unos 320 km al oeste del fuego.

El Departamento de Finanzas de California estimó que el incendio ha costado hasta ahora 44 millones de dólares al estado, según informó el diario local The Sacramento Bee, de la capital del estado.

Medios locales reportaron en la mañana del lunes que las llamas del «Rim Fire» -como fue bautizado el incendio- estaban a unos ocho kilómetros de la reserva de agua.

Unos 3.600 bomberos, apoyados por helicópteros y aviones cisterna, luchaban contra el fuego que crecía rápidamente gracias a lo escabroso del terreno, la extrema sequedad del aire y los fuertes vientos, informó el Departamento Forestal y de Protección de Incendios.

«Los vientos hoy (lunes) representarán un desafío, con rachas de 40 km/h desde el sur, lo que impulsará el fuego hacia el noreste», agregó en un comunicado.

La oficina de Servicios Públicos de San Francisco informó que no ha cambiado la calidad del agua potable ni se han registrado interrupciones en el suministro de agua de la gran ciudad.

San Francisco tiene grandes reservas de agua en depósitos locales, que estarán a disposición si se corta el suministro desde la reserva Hetch Hetchy.

No obstante, la electricidad de la ciudad también viene de los bosques de Sierra Nevada: dos de sus tres plantas han sido cerradas desde que el fuego comenzó a barrer el área, informó el diario local The San Francisco Chronicle.

San Franciso mantiene el flujo de electricidad gracias a acuerdos con otras compañías eléctricas y a la compra a terceros.

De su lado, autoridades de Yosemite informaron que la mayor parte del parque no ha sido afectada por el fuego –que toca su frontera oeste– y que el área está relativamente libre de humo.

El gobernador Jerry Brown declaró estado de emergencia para la ciudad de San Francisco debido a las amenazas a sus fuentes de agua y electricidad.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) autorizó el uso de fondos federales para asistir al estado de California a combatir el fuego.

El presidente Barack Obama habló con el gobernador de California el domingo y «le expresó su gratitud por los valientes hombres y mujeres que trabajan incansablemente para combatir este devastador incendio», informó la Casa Blanca.

En total, los bomberos de California están combatiendo 11 grandes incendios en el estado.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN