La UE, lista para poner el hombro al nuevo gobierno de López Obrador

“México y la Unión Europea tienen toda la voluntad de intensificar sus relaciones. La modernización del acuerdo de 2007 lo deja en claro ,y en ese marco podremos cooperar mejor con el país, que para nosotros es un socio preferente y un país prioritario para intensificar la relación con América Latina ”, dijo a DW la eurodiputada española Inmaculada Rodríguez-Piñero.

El sexenio que comienza, bajo el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, plantea desafíos muy grandes. “El presidente tendrá que enfrentar el inmenso problema del narcotráfico, las desigualdades internas y el problema de la migración hacia Estados Unidos”, dice Rodríguez-Piñero. En su opinión, el plan anunciado por el presidene entrante para invertir en las zonas que exportan migrantes es muy razonable. “Es gente que huye de lo que huiríamos todos: de la muerte segura, de la miseria. La UE hará bien en apoyar esa iniciativa”, apunta.

En este sentido, “con López Obrador se abre una ventana de oportunidad para avanzar en estos temas,  porque requieren de una visión en clave con las necesidades básicas de los ciudadanos”, sigue la política española, especialista en comercio internacional. La firma por parte de México de convenios internacionales de derechos laborales -requisito europeo para la modernización del acuerdo- sería también un paso adelante.

Que este año se haya logrado modernizar el acuerdo que la UE tiene desde el 2007 con el país, lo ve la eurodiputada como un buen instrumento para avanzar en los retos. Por ejemplo, “para diversificar la economía del país para reducir la dependencia actual de Estados Unidos”, afirma Rodríguez-Piñero, miembro de la Asamblea Euro-Latinoamericana.

También en la anunciada lucha contra la corrupción, el marco definido para las relaciones entre la UE y México es un apoyo. “En el acuerdo se incluyó un capítulo al respecto. Esto marca un referente. Pues al hacerlo se reconoce que hay un problema”, sigue Rodríguez-Piñero. “La UE puede cooperar también con las prioridades que se establezcan para combatir la inseguridad y la falta de libertades”, agrega.

En este último campo, “la cooperación de la UE con México podría ser mejor”, dice a DW, por su parte, Molly Scott-Cato, eurodiputada británica.  “Si en nuestros acuerdos comerciales incluimos los derechos humano, el Servicio Europeo de Acción Exterior debería dejar de escudarse en la diplomacia y exigir su cumplimiento”, opina Scott-Cato, reconociendo lo complejo de la realidad mexicana.

No obstante, “la violencia en México -contra indígenas, contra periodistas- es inaceptable”, agrega Scott-Cato. Ella misma integra una recién lanzada iniciativa para proteger a periodistas mexicanos.

Por otro lado, Scott-Cato ve con buenos ojos la colaboración de México en el avance internacional en la lucha contra el cambio climático. “Este problema global requiere que todos los países acepten tomar medidas para resolverlo. Que México, como socio preferente de la UE, lo haga sienta precedente”, dice Scott-Cato.  Positivo ve también que en el acuerdo entre la UE y México se formalice la cooperación en este sentido.  “Es un momento de esperanza en una situación muy difícil”, concluye.

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: