Los impactos de Florence al sur de nuestra región costera no pasaron de ciertas precipitaciones

Al otro lado del área de los tres condados el pasado sábado, los residentes se despertaron con ciertas lluvias y algunos árboles caídos, pero poco más para insinuar la devastación no muy lejos en Myrtle Beach, Pee Dee y Carolina del Norte. “Tuvimos suerte”, dijo Amanda Knight, directora de gestión de emergencias de Mount Pleasant. “No hubo informes de daños, aparte del corte de energía (del viernes por la noche) y algunos árboles caidos”. En el condado Berkeley, que se pronosticó que sufriría las peores precipitaciones de Florencea, las autoridades no recibieron informes de personas que necesitaran ser rescatadas o grandes inundaciones hasta el sábado por la tarde, dijo la portavoz del condado, Hannah Moldenhauer.

Los funcionarios de los condados de Charleston y Dorchester hicieron informes similares. En lugar de una marejada pronosticada de 2 a 4 pies en Barrier Island, las mareas costeras estaban 2 pies por debajo de lo normal, informó Sullivan’s Island, mientras que los vientos de Florence volaban al mar. En Isle of Palms, el Departamento de Policía reportó solamente “lluvia ligera y viento” el pasado sábado, y ningún daño significativo que lamentar.

La tormenta no pareció dañar la playa, como lo han hecho las tormentas anteriores, lo que provocó costosos esfuerzos para reconstruir las dunas de sus playas. “La playa lo hizo excepcionalmente bien”, dijo el administrador Sullivan Island, Andy Benke. En la US Highway 17, desde Mount Pleasant hasta South Santee River arriba de McClellanville, el agua se acumuló en el pavimento y el tráfico fue ligero el sábado, incluyendo algunos camiones grandes que se precipitaron hacia el norte con generadores municipales de 150 galones.

Durante días Mount Pleasant tuvo cientos de empleados de turno, trabajando turnos de 12 horas y durmiendo en el Ayuntamiento y en las escuelas locales para estar listos y poder atender cualquier estrago de Florence en la región. A las 11a.m. del sábado, la ciudad ya había suspendido sus operaciones de emergencia. Para entonces, Florence era una tormenta tropical que se arrastraba a través de Carolina del Sur con vientos máximos sostenidos de 50mph, localizados a 35 millas al oeste de Myrtle Beach al medio día y moviéndose a 2mph.

Foto por P&C.

Comentarios

Comentarios

%d bloggers like this: