La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE UU advirtió que cualquiera que haya comprado el mueble debe dejar de usarlo.

Luego de varias acusacioones, la empresa Fisher-Price anunció que retirará del mercado casi 5 millones de ejemplares de una cuna que ha sido señalada de causar la muerte a más de 30 bebés, reseñó Infobae.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos​ advirtió que cualquiera que haya comprado una cuna Fisher Price Rock’n Play Sleeper deben dejar de usarla de inmediato y ponerse en contacto con la marca para recibir un reembolso o un cupón.

«Sostenemos que nuestros productos son seguros. Sin embargo, debido a los incidentes reportados en los casos en que el producto se utilizó sin seguir las advertencias e instrucciones de seguridad, decidimos retirar voluntariamente las sillas», escribió en un comunicado Mattel, dueña de Fisher-Price.

Fisher-Price y la CPSC dijeron que las muertes ocurrieron después de que los bebés giraron para quedar recostados sobre su abdomen o de lado. Resaltaron que en el momento no tenían colocados los cinturones de la cuna.