InicioDeportesBasketbalLos Celtics rompen su mala racha con una victoria sobre los Knicks

Los Celtics rompen su mala racha con una victoria sobre los Knicks

114 para Los Celtics 107 para los Knicks

Los Boston Celtics rompieron en la noche del sábado su racha de cuatro derrotas consecutivas al imponerse a los New York Knicks por 114-107 en un partido en el que los protocolos de la covid-19 obligaron a los dos equipos a saltar a la cancha con numerosas ausencias y sin jugadores clave.

Los Celtics dominaron los dos primeros cuartos y llegaron a situarse con una ventaja de 16 puntos, pero perdieron la delantera en el marcador temporalmente durante el tercer cuarto y sólo la recuperaron al principio del último periodo.

El máximo anotador del partido fue el escolta de los Knicks Evan Fournier que hizo 32 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 1 tapón mientras que su compañero Kemba Walker anotó 29 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. Tanto Fournier como Walker llegaron este temporada a los Knicks procedentes de los Celtics.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

El mejor de los locales fue Josh Richardson que salió del banquillo para hacer 27 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 3 robos, seguido por Jayson Tatum anotó 25 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias.

Los Celtics comenzaron el partido con 8 bajas de las que 6 (Sam Hauser, Juancho Hernangómez, Al Horford, Jabari Parker, Brodric Thomas y Grant Williams) fueron por los protocolos contra la covid establecidos por la NBA.

NUMEROSAS BAJAS POR LA COVID

También faltaron en el equipo de Boston Dennis Schroder, por una enfermedad no relacionada con la covid, y Romeo Langford, por molestias en el cuello.

Por su parte, los Knicks anunciaron poco antes del inicio del partido la baja del base Miles McBride por el protocolo covid que se sumó a las de Kevin Knox, Ubi Toppins, Quentin Grimes, Immanuel Quickley y RJ Barret por la misma razón. Además Derrick Rose no está operativo por una lesión en el tobillo.

Tatum inauguró el marcador en los primeros segundos del partido con un triple seguido por otra canasta de tres puntos al minuto y medio del encuentro.

Unos Celtics más inspirados que la noche anterior, cuando perdieron ante los Golden State Warriors por 107-11, dominaron el primer cuarto por 33-18, con un Jaylen Brown que tomó el relevo de Tatum y coló 3 triples de 5 intentos para acabar el periodo con un total de 11 puntos.

Los Celtics mantuvieron su dominio en el segundo cuarto, pero Fournier, con 12, Julius Randle, con 9 puntos, y Walker, con otros 5 puntos; evitaron que los de Boston aumentaran la distancia en el marcador, que al descanso señalaba un 62-47 para los locales.

RECUPERACIÓN DE LOS KNICKS

En un tercer tiempo muy rápido pero con muchos fallos, faltas y pérdidas por ambos equipos, los Knicks se equivocaron menos y fueron recortando distancia. A los 5 minutos del tercer tiempo, los Knicks empataron 64-64. Y poco después, los Knicks se adelantaban en el marcador, 67-70, con un triple de Walker.

El tercer cuarto terminó con los Knicks por delante, 86-88, aunque perdieron el liderazgo en el marcador a los 2 minutos del inicio del último periodo.

La ventaja de los Celtics parecía difícil de mantener con la imprecisión y alguna pedrada al tablero de Tatum, pero unos Celtics más compenetrados, donde cada jugador aportaba lo suyo para acompañar al inspirado Richardson, dificultaban los intentos de los neoyorquinos para hacerse con la delantera.

A 5 minutos del final, con su equipo manteniendo una frágil ventaja, el TD Garden de Boston vibró con los aficionados reclamando al unísono “defensa”.

En medio de los grito, en el último minuto del partido, Boston consiguió afianzarse y aumentar su distancia en el marcador para acabar ganando a los Knicks por 114-107.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN