InicioLocalesIan baja a ciclón post-tropical tras golpear Carolina del Sur

Ian baja a ciclón post-tropical tras golpear Carolina del Sur

Los servicios de emergencia en el condado de Charleston fueron suspendidos el viernes

El huracán Ian fue degradado a ciclón post-tropical después de tocar tierra por tercera vez el viernes por la tarde cerca de Georgetown, Carolina del Sur, con vientos máximos sostenidos de 85 mph. La tormenta recobró fuerza después de causar daños catastróficos en Florida, causando la muerte de al menos 17 personas.

Los vientos con fuerza tropical se sintieron en las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur a partir de las primeras horas del viernes, ya que las potentes ráfagas doblaron las ramas de los árboles y la lluvia cayó de forma lateral. Ian ha causado la muerte de al menos 17 personas en Estados Unidos, después de que las autoridades de Florida confirmaran varias muertes por ahogamiento y otras causas.

Se esperaban importantes inundaciones en partes de Carolina del Sur, especialmente en el centro histórico de Charleston, ya que la llegada a tierra coincidió con la marea alta, circunstancia que se espera que provoque problemas generalizados. Se esperaban totales de lluvia de entre tres y seis pulgadas, pero los meteorólogos dijeron que eran posibles cantidades mayores.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Miles de personas se quedaron sin electricidad mientras la tormenta se abría paso hacia tierra y sobre la región.

Fotos del Departamento de Policía de Pawleys Island mostraron que el extremo del muelle de la ciudad se había derrumbado y estaba flotando en el océano. WPDE informó que el muelle de Cherry Grove, un barrio de North Myrtle Beach, se había derrumbado parcialmente. Cuatro muelles a lo largo de la costa de Carolina del Sur habían sido destruidos en la tarde del viernes.

Trozos del muelle de Cherry Grove caen al océano debido a la marejada ciclónica (Foto: Andrew James/WPDE)

Antes de que Ian tocara tierra por tercera vez, la mega-tormenta pasó por encima de Cuba y luego atravesó Florida el miércoles como un poderoso huracán de categoría 4 con vientos de 150 mph.

El gobernador Ron DeSantis dijo que el huracán Ian fue «el mayor evento de inundación» que la región suroeste del estado haya visto jamás, añadiendo que los esfuerzos de rescate se han hecho y continuaban en toda la zona el viernes. Las autoridades temen que el número de víctimas de Ian aumente en Florida, ya que grandes secciones del estado fueron anegadas por la tormenta.

Los equipos de rescate habían estado trabajando durante todo el día en Florida, ya que miles de personas quedaron atrapadas en sus casas por las aguas de la inundación tras el paso de Ian. DeSantis dijo que los equipos habían acudido a 3.000 hogares en algunas de las peores zonas.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, dio una conferencia de prensa el viernes por la tarde antes del impacto de Ian, advirtiendo a los habitantes de Carolina del Sur que se atrincheren y capeen la tormenta con seguridad.

El principal aeropuerto de Charleston cerró a media mañana del viernes. Funcionarios del Aeropuerto Internacional de Charleston dijeron que habían cerrado el aeropuerto, donde las aerolíneas ya habían cancelado docenas de vuelos ya que los vientos alcanzaron las 40 mph. Se esperaba que el aeropuerto permaneciera cerrado hasta las 6 de la mañana del sábado, dijo The Associated Press.

Un vídeo del Departamento de Policía de Myrtle Beach mostraba la subida de la marea de la tormenta y a la gente intentando conducir a través de ella. Los funcionarios han subrayado continuamente que esto es peligroso.

Los servicios de emergencia en el condado de Charleston fueron suspendidos el viernes «debido a las condiciones actuales del viento» y reanudarían el servicio «tan pronto como sea seguro hacerlo.» El Departamento de Policía de Charleston también restringió el acceso a la histórica zona de Battery de la ciudad, un lugar en la punta de la península del centro que alberga muchas casas multimillonarias. Las autoridades informaron que muchas áreas estaban bajo el agua y que los cortes de energía generalizados plagaban la ciudad.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que los ajustes a la trayectoria proyectada de Ian podrían traer problemas más significativos para partes del estado de lo que se creía inicialmente. Los cortes de energía estaban aumentando y algunos ríos a lo largo de la costa del estado estaban creciendo debido a las fuertes lluvias del huracán Ian.

Hasta 8 pulgadas de lluvia podrían caer en algunas partes de Carolina del Norte, junto con fuertes vientos. Cooper dijo que los equipos y servicios de emergencia del estado estaban preparados para tener la máxima flexibilidad.

«El huracán Ian está en nuestra puerta. Se esperan lluvias torrenciales y vientos fuertes sostenidos en la mayor parte de nuestro estado», dijo Cooper. «Nuestro mensaje hoy es simple: Sean inteligentes y estén seguros».

En virtud de una declaración federal de catástrofe aprobada por el presidente Joe Biden, la ayuda federal de emergencia se ha puesto a disposición para complementar los esfuerzos de respuesta estatales, tribales y locales de Carolina del Sur en relación con la tormenta.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN