InicioLocalesRealizan estudio para controlar niveles de calor en Gadsden Green

Realizan estudio para controlar niveles de calor en Gadsden Green

Los científicos esperan tener los resultados de este estudio en octubre

Las temperaturas en el Lowcountry pueden ser calurosas durante el día, pero un grupo de organizaciones, incluida la ciudad de Charleston, están estudiando cómo el calor afecta a la salud de un barrio del centro.

El jefe de resiliencia de la ciudad de Charleston, Dale Morris, dijo que el calor mata a más personas que cualquier otro desastre natural.

«No tenemos un día de calor. Tenemos meses de calor aquí», dijo Morris. «La gente se acostumbra a eso, pero si no hay refrigeración por la noche, el calor se manifiesta y causa problemas de salud».

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Un grupo de científicos acudió al barrio de Gadsden Green el fin de semana durante un día nublado, y midieron la temperatura del pavimento a 118 grados Fahrenheit, que según ellos alcanza niveles peligrosos.

Hay 11 organizaciones, incluida la ciudad, que están involucradas en el Proyecto de Investigación de Salud del Calor de Charleston, que está totalmente financiado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

El estudio comenzó en 2020. En él se identificó que Gadsden Green, el distrito médico y la terminal del muelle de la Unión tenían el calor más intenso de la península.

Los científicos analizarán cómo la dirección del viento, la sombra de los árboles, los materiales de construcción e incluso la pintura de los edificios contribuyen a ese calor.

«Lo que intentamos comprender es lo que ocurre aquí en el barrio, fuera de los edificios», dijo Morris, «y, con el tiempo, dentro de los edificios, para ver qué podemos aprender de ello y qué tipo de soluciones podríamos ofrecer a la autoridad de la vivienda y a un montón de otras personas de la ciudad a medida que ésta se va reurbanizando».

El director general de la Autoridad de la Vivienda de Harleston, Art Milligan, dijo que hay unas 400 unidades en el barrio.

«Hemos oído que constantemente, que el calor es agotador», dijo Milligan.

Milligan dijo que la autoridad de la vivienda ya tenía planes para rehabilitar o reubicar los edificios, lo que significa que los derribarían y reurbanizarían la zona en fases durante los próximos cuatro o cinco años. Dijo que los resultados del estudio podrían ayudarles a decidir dónde colocar esos edificios.

«No lo haríamos todo a la vez», dijo Milligan. «Lo haríamos por fases, y así podríamos dar a los residentes un lugar donde alojarse hasta que se reconstruyan las unidades».

Morris dijo que la comunidad desempeñará un papel importante en el futuro del barrio.

«Puede que les guste que mejoremos los edificios, que mejoremos el paisaje de las calles, que pongamos más árboles y cosas por el estilo, así que van a formar parte de este proceso en adelante», dijo Morris.

Los científicos esperan tener los resultados de este estudio en octubre. Será entonces cuando compartan esas recomendaciones sobre cómo enfriar aún más el barrio.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN