Al menos 26 personas muertas y millonarias pérdidas materiales deja el paso de una ola de tornados por el sur del país. Foto EFE/Thomas Graning. | El Informador Newspaper.

El presidente estadounidense, Joe Biden, declaró este domingo como zona de «gran desastre» los condados afectados por los tornados producidos en el estado de Misisipi. El tornado ocurrió el pasado viernes, y acabó con la vida de al menos 25 personas.

Biden puso así fondos federales a disposición de las personas afectadas en los condados de Carroll, Humphreys, Monroe y Sharkey, los más castigados por el desastre. Allí se produjo una destrucción devastadora que acabó con pueblos enteros e infraestructuras, además de dejar sin hogar a miles de personas.

El Servicio Meteorológico nacional alertó de que hay riesgo elevado de que se produzcan fuertes tormentas el domingo en porciones del este de Luisiana, el sur de Misisipi y el sur de Alabama, donde se produjo también un fallecimiento.

En la imágen dos residentes en labores de limpieza y levantamiento de escombros, tras el paso del Tornado del pasado viernes en Misisipi. Foto EFE. | El Informador.

El pronóstico apunta a que la mayor amenaza será el granizo, aunque no descarta que puedan darse fuertes vientos y tornados. Según el Servicio Meteorológico de Misisipi, no se espera que se produzcan tornados en la misma zona, sino que podría haberlos en la parte sur del estado.

Con su declaración, Biden ordenó ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación, con asistencia que puede incluir subvenciones para viviendas temporales, y reparaciones del hogar, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedad no aseguradas, y otros programas para ayudar a las personas y propietarios de negocios a recuperarse de los efectos del desastre.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) es el organismo designado para coordinar las operaciones federales de recuperación en las áreas afectadas, explicó Biden, mientras que las tareas de evaluación de daños continúan en otras áreas y podrían designarse a más condados como receptores de ayuda cuando estas se completen.

El gobernador de Misisipi, el republicano Tate Reeves, quien visitó este sábado la zona afectada y declaró la alerta por desastre natural, agradeció este domingo a Biden por el apoyo federal y por «reconocer la escala de los daños» y aprobar «rápidamente nuestra declaración de desastre».

Según la última actualización de los servicios de emergencia del estado (MSEMA, en inglés), hasta el momento se han producido 25 muertos en Misisipi y hay docenas de heridos por los «devastadores tornados letales» que barrieron el estado durante la noche del viernes.

El Departamento de Seguridad Pública de Misisipi anunció que se están recibiendo donaciones y que productos como agua embotellada, alimentos enlatados y productos de papel son muy apreciados.