InicioSalud y BellezaLas alergias y ¿cómo combatirlas?

Las alergias y ¿cómo combatirlas?

La rinitis alérgica es muy común, puede afectar a una de cada tres personas.  Afecta a niños y adultos, y puede causar problemas durmiendo e inclusive disminuir nuestra productividad. Adicionalmente, puede empeorar algunas condiciones crónicas, como el asma o la sinusitis.

Nuestro sistema inmunológico nos protege de los organismos invasores que pueden causar enfermedades. Si usted tiene alergia, su sistema inmunológico interpreta como invasora una partícula que en general sería inofensiva. 

La rinitis alérgica es una reacción inmune que ocurre en la nariz cuando uno respira una de estas partículas, como el polen que es tan constate en Carolina del Sur durante la primavera. Esta reacción causa congestión, producción de líquido o mucosidad y picazón en la nariz, garganta u oídos.  También puede causar estornudos, tos, ronquidos, y dolor de garganta.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Las partículas que más comúnmente causan la rinitis alérgica son el polen, ácaros del polvo, moho, excrementos de cucarachas y caspa de animales

Los niños afectados muchas veces pueden exhibir “ojeras alérgicas”, que son círculos oscuros debajo de los ojos causados por las alergias. Si un niño ronca, está congestionado continuamente, tiene ojeras alérgicas y usualmente respira por la boca, es probable que sufra rinitis alérgica. 

¿Que se puede hacer para controlar los síntomas de la rinitis alérgica?  

Primero es tratar de evitar las partículas que están causando el problema.  Por ejemplo, para disminuir el número de partículas en su casa, debe cambiar los filtros de aire regularmente, y no tener alfombras, cortinas o peluchas en la casa porque allí se acumula el polvo. También ayuda cerrar las ventanas cuando hay mucho polen en el aire, y puede usar una mascarilla cuando está afuera o limpia la casa. 

Se pueden comprar medicamentos para la rinitis alérgica sin receta.  Un aerosol nasal que contiene fluticasone (un corticosteroide) es muy efectivo, porque bloquea el efecto de las partículas ofensivas. También hay una variedad de antihistamínicos orales que pueden disminuir los síntomas alérgicos, pero es importante saber que también pueden causar somnolencia.

Ejemplos de antihistamínicos orales incluyen: difenhidramina, cetirizine, fexofenadine y loratadine. Si estos medicamentos no son efectivos, puede hablar con su médico para conseguir más ayuda. Su médico puede recetar otros medicamentos para controlar sus síntomas que solo se consiguen con receta, o puede ser referido a un alergólogo.  

El alergólogo puede hacer exámenes para verificar qué partículas son problemáticas para usted, y también ofrecerle inmunoterapia. La inmunoterapia es cuando se administran alérgenos específicos a un paciente oralmente o vía inyección. Esto puede cambiar su sistema inmunológico para hacerlo menos alérgico.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN