Passion Masonry & Foundations es una compañía de construcción fundada por una pareja de latinos que comenzaron sin tener nada y ahora se ha convertido en una de las más reconocidas del Lowcounty.

Rosalinda Loredo y Carlos Loredo son los propietarios de este negocio latino que se fundó en julio de 2010 gracias a la experiencia que tenía Carlos como albañil y al conocimiento innato en el área de negocios con el que creció Rosalinda. 

Carlos ha sido un apasionado del concreto y desde los 12 años que vivía en México empezó a ejercer esta profesión. Los dos vienen de familias muy humildes y desde muy jóvenes habían estado realizando trabajos pesados para sobrevivir y ayudar a sus familias. 

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

En el año 2006, Carlos se mudó a Atlanta- Georgia y continuó trabajando en construcción, pero no fue entonces hasta el año 2007 cuando se mudó a Charleston donde conoció a Rosalinda quien tenía una empresa de limpieza y pusieron en marcha la idea de consolidar Passion Masonry & Foundations.

Rosalinda Loredo y Carlos Loredo, propietarios de Passion Masonry & Foundations.

Primer intento de emprender

Fueron cuatros años en los que esta pareja de emprendedores estuvieron realizando obras residenciales y comerciales. Pero como sucede en la mayoría de los negocios en los primeros años, todo parecía ir muy bien y luego los trabajos empezaron a disminuir poco a poco.

Así que en el año 2014 decidieron dejar todo e ir a México a hacer misiones. Rosalinda y Carlos son muy entregados y solidarios con la comunidad, disfrutan mucho de hacer donaciones, entregar mercados y productos que promuevan un estilo de vida saludable.

De hecho, cada año Passion Masonry & Foundations además de ayudar a la comunidad de Charleston, también envía mercados de donación a México, Rumania y Filipinas.

Renovados y empezando desde cero

Después de este año de misión que hicieron en México, esta pareja de latinos regresaron a Estados Unidos en abril del 2015 para retomar su negocio de construcción pero esta vez no contaban con nada de dinero.

“No teníamos absolutamente nada, fuimos a los bancos a pedir dinero prestado pero no creyeron en nosotros así que no nos ayudaron. Afortunadamente ya nos conocían varias personas con los trabajos que habíamos hecho antes, y así fue como logramos volver a empezar, solicitando un porcentaje por adelantado para comprar materiales y todo lo necesario para realizar las obras”,

CONTÓ LA PROPIETARIA.

Con más impulso y mayor credibilidad, esta pareja se ‘subió’ al bus del éxito con la mentalidad de seguir ayudando a las personas, a sus empleados a quienes tratan como familia y a seguir expandiendo el legado de la empresa.

La clave del éxito

Passion Masonry & Foundations no solo es una empresa de construcción sino una “escuela” para los inmigrantes que quieren aprender sobre esta profesión y tener sus propios emprendimientos en un futuro.

“Nos gusta apoyar a todos los que quieran emprender también. No queremos retener a nadie o que se queden con nosotros toda la vida. Queremos que ellos vuelen para seguir expandiendo la calidad de trabajo que hacemos los latinos. El día que nosotros ya no estemos, nos gustaría que la mano de obra de los inmigrantes siga creciendo en el Lowcountry porque sabemos que harán un muy buen trabajo”,

EXPRESÓ LOREDO.

Además de esta amplia pasión de ayudar a los demás que se les ha devuelto en bendiciones para seguir creciendo en el campo de la construcción. 

Rosalinda agrega que la clave del éxito también influye en no darse por vencido, en tener todos los documentos en orden, en mantenerse en continuo aprendizaje, en cuidar de sus empleados, en tener fe y hacer todo con amor.

Construyendo en el Lowcountry

Passion Masonry atiende a clientes residenciales y comerciales. Esta compañía se especializa en albañilería y ha hecho parte de importantes obras alrededor del Lowcountry.

Entre sus proyectos realizados hacen parte el Children’s Hospital en Downtown, la mayoría de cajeros automáticos del banco Chase, trabajos en estaciones de gasolina, áreas residenciales en la isla de Kiawah, entre otros…

Desde su inicio y hasta la actualidad, son más de 20 mil obras en las que este negocio ha dejado su huella con empleados en su gran mayoría, inmigrantes de varias nacionalidades.

“Somos un equipo de trabajo internacional, nos gusta apoyarnos entre nosotros. Si alguien no puede llegar a trabajar, mi esposo va y lo hace con ellos porque eso es lo que más le encanta”,

CONCLUYÓ ESTA EXITOSA MUJER.

Esta constructora se encuentra localizada en la 4218 River road Johns Island, SC. Puedes conocer más sobre sus servicios visitando su página web.

Siga conectado con El Informador en Facebook.