InicioCuriosidadesEmpresa canadiense permite llevar a sus perros a la oficina

Empresa canadiense permite llevar a sus perros a la oficina

En Canadá una empresa de diseño permite a sus trabajadores llevar a sus perros u otras mascotas a la oficina.

En esta empresa de Ottawa, que cuenta con una docena de empleados, deambulan perros, como un galgo inglés y un cachorro de pastor alemán que ladra para llamar la atención.

«Muchas de las mayores innovaciones impulsadas por el vicepresidente de diseño surgieron en largas caminatas junto a Daisy, su perra, y agrega que la perra tiene «nueve años de experiencia apoyando a los mejores diseñadores».

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

detalla la compañía,

«Alentamos a las personas que tienen mascotas a que las traigan» a la oficina, dijo el presidente de Tungsten Collaborative, Bill Dicke en un trabajo publicado por AFP y replicado por El Clarín.

«Uno desarrolla la relación con su mascota en casa y de repente vuelves al trabajo, y tienen que estar enjaulados por el día o deambular solos por la casa», lamenta el gerente de 47 años, quien siente que esto «no es justo» para el animal.

La pandemia volvió a las empresas más tolerantes con la presencia de mascotas en el trabajo.

En la cocina de la oficina, en el suelo hay cuencos dispuestos en fila para dar de beber a los perros durante el día. Estos últimos a veces duermen a los pies de las sillas, mastican juguetes o corren hacia una pelota que rebota en el pasillo.

La inclusión de Tungsten Collaborative en la lista de Humane Society de empresas que aceptan perros provocó un aumento tanto de la actividad comercial como de la productividad del personal.

Según una encuesta reciente de Léger realizada para PetSafe, la mitad de los canadienses (51%) apoya la idea de llevar a su perro a la oficina.

Esa propuesta es especialmente apreciada por los más jóvenes: el 18% de los empleados entre 18 y 24 años dice que cambiaría de trabajo si su empleador le negara esta opción.

Ante los aproximadamente 200.000 canadienses que adoptaron un perro o un gato durante la pandemia, los jefes que exijan el trabajo presencial a sus empleados podrían verse obligados a considerar flexibilizaciones.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN