InicioDestacadaAparece tercera amante del director de la CIA

Aparece tercera amante del director de la CIA

Los celos de una mujer, en su disputa con otra (no su esposa) por las atenciones del general David Petraeus, fueron los que acabaron con la brillante carrera del director de la CIA y uno de los más consagrados héroes del estamento militar estadounidense, símbolo de las campañas de Irak y Afganistán.

Amenazas en correos electrónicos de la biógrafa oficial de Petraeus, Paula Broadwell, denunciadas por la mujer que los recibió, motivaron la investigación del FBI que destapó el affaire del general. «Comenzó con dos mujeres, y en el curso de la investigación llegamos a él. Nos quedamos sorprendidos», han confesado agentes implicados en las pesquisas al «New York Times».

El caso llevó a la dimisión el viernes pasado de Petraeus al frente de la Agencia Central de Inteligencia, al quedar de manifiesto que su relación extramarital había puesto en hipotético riesgo la seguridad nacional, tanto porque podía ser objeto de chantaje como porque su amante había tenido acceso a información confidencial.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

La investigación del FBI parece concluir que no hubo ninguna violación notable de la seguridad, aunque Broadwell estaba en posesión de cierto material clasificado, por lo que, al menos de momento, no se han presentado cargos contra ninguna de las personas afectadas. Tampoco las amenazas y el acoso de Broadwell contra esa segunda mujer, cuya identidad no ha sido revelada, fueron suficientemente explícitos como para adquirir categoría de delito.

Controversia en Washington

La reducción del caso a un asunto de faldas explicaría que el FBI y el Fiscal General retuvieran las revelaciones durante la campaña electoral, sin informar ni al Congreso ni a la Casa Blanca, que recibieron la comunicación solo una vez completada la jornada electoral. La posibilidad de una gestión política del tiempo de algo que podría haber trastocado las elecciones está generando gran controversia en Washington.

Broadwell, autora de una biografía sobre Petraeus publicada a comienzos de año, cuya elaboración le llevó a establecer una estrecha vinculación con el general que devino en relación amorosa, comenzó a tener celos de otra mujer con la que se disputaba las atenciones del director de la CIA.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN