InicioBreaking newsEjecutan a dos estadounidenses en Texas y Florida

Ejecutan a dos estadounidenses en Texas y Florida

Un estadounidense fue ejecutado el miércoles en Florida, por el asesinato de un carcelero para permitir la fuga de un preso, al igual que otro ciudadano en Texas que reconoció haber matado a cinco personas, informaron autoridades de ambos estados.

Con estas ejecuciones suman 15 las realizadas este año en Estados Unidos, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte (DPIC).

William van Poyck, de 58 años, fue declarado muerto por inyección letal a las 19H24 (23H24 GMT), indicó una portavoz de las autoridades de Florida (sureste de Estados Unidos).

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Fue condenado a muerte en 1988 por haber disparado a quemarropa a la cabeza y al pecho de un vigilante de prisiones durante un ataque a un furgón penitenciario para permitir la fuga de un preso, según un documento judicial.

Van Poyck y un cómplice fueron detenidos después de una persecución que concluyó debido al choque del vehículo de los fugitivos contra un árbol, según el mismo documento.

Su última apelación fue rechazada dos horas antes de la ejecución por la Corte Suprema de Estados Unidos.

En Texas (sur), Elroy Chester, un ciudadano negro que el 14 de junio hubiera cumplido 44 años, fue declarado muerto a las 19H04 (00H04 del jueves), 27 minutos después del inicio de la inyección letal, informó un portavoz del Departamento de Justicio texano.

En febrero de 1998 fue condenado a la pena capital por el homicidio de un bombero que llegó en medio del robo en casa de dos sobrinas suyas. Durante el hurto, Cherter violó a una de las jóvenes, de 14 años, y abusó sexualmente de la otra, de 17.

De acuerdo con las actas judiciales, el reo reconoció que haber matado el año anterior a otras cuatro personas, también durante robos.

La Corte Suprema del país también rechazó su último recurso, en el que reproducía unas declaraciones de una jueza que Chester consideraba racistas.

Tras pedir perdón a los familiares de sus víctimas, «comenzó a cantar suavemente» en el momento en que su cuerpo empezaba a recibir la sustancia letal, precisó el funcionario de Texas.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN