InicioNacionales¿Qué está en juego en las elecciones legislativas de 2022?

¿Qué está en juego en las elecciones legislativas de 2022?

Los demócratas han mantenido las dos cámaras del Congreso y la presidencia durante los dos últimos años, pero puede que no tengan un poder tan consolidado durante mucho más tiempo.

Los republicanos son favoritos para ganar la Cámara de Representantes en las elecciones de mitad de período del 8 de noviembre, reforzados por la frustración sobre la economía y las ventajas en el proceso de redistribución de distritos que tiene lugar cada 10 años. Pero los demócratas están trabajando para mantener su posición, haciendo campaña sobre el mantenimiento del acceso al aborto y otras cuestiones.

El panorama es más oscuro en el Senado, donde los republicanos aspiran a recuperar el control. Varias contiendas en estados clave están muy reñidas, lo que ha llevado al líder republicano del Senado, Mitch McConnell, a afirmar que las posibilidades de que su partido consiga la mayoría son sólo de 50%.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Un vistazo al control del Congreso y a lo que ocurrirá si los republicanos ganan la mayoría en cualquiera de las dos cámaras en las elecciones:

¿QUÉ PASA SI LA CÁMARA CAMBIA?

Los demócratas, liderados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, han mantenido la mayoría desde 2018, cuando ganaron el control en las primeras elecciones de medio término del entonces presidente Donald Trump. Los republicanos podrían recuperar la Cámara de Representantes si consiguen solo cinco escaños en docenas de distritos competitivos, y están tratando de ganar docenas.

La historia también da a los republicanos razones para el optimismo. En la era moderna, el partido que ha ocupado la Casa Blanca ha perdido escaños en el Congreso en prácticamente todas las elecciones de mitad de mandato del primer presidente.

Si los republicanos ganan la Cámara de Representantes el 8 de noviembre, la bancada del GOP elegirá un nuevo presidente y tomará el poder el 3 de enero de 2023. Dirigirán todos los comités y decidirán qué proyectos de ley llegan al pleno de la Cámara.

¿QUÉ SIGNIFICARÍA UNA CÁMARA REPUBLICANA PARA BIDEN?

Las prioridades demócratas, como el acceso al aborto, la lucha contra el cambio climático y un control más estricto de las armas, quedarían inmediatamente al margen. Y la mayor parte, si no toda, la agenda del presidente Joe Biden quedaría efectivamente muerta durante los dos últimos años de su mandato.

Sin embargo, nada se convierte en ley sin la firma de Biden. Los proyectos de ley para financiar el gobierno, elevar el techo de la deuda y tratar cuestiones militares son necesarios para que el gobierno funcione. Es probable que esos proyectos de ley se conviertan en puntos álgidos de las negociaciones entre el Partido Republicano, los demócratas y la Casa Blanca.

Biden, que sirvió en el Senado durante décadas, ha pregonado a menudo sus credenciales bipartidistas y ha dicho que quiere trabajar con los republicanos. Pero habría poco apetito por eso en un Congreso del GOP que ha hecho de la oposición a Biden su principal prioridad.

¿QUÉ PASA CON EL SENADO?

Aunque el Senado podría inclinarse hacia cualquier lado después de las elecciones de mitad de mandato, es probable que el partido mayoritario siga teniendo un margen muy estrecho. Eso significa que Biden podrá encontrar un poco más de terreno común allí, independientemente de quién esté al mando. Gran parte de los logros legislativos de Biden en el cargo han sido producto de las negociaciones bipartidistas en el Senado.

Sin embargo, un Senado dirigido por los republicanos podría aprobar proyectos de ley enviados por una Cámara de Representantes del Partido Republicano, lo que supondría una presión política sobre Biden. Y el GOP recuperaría el control de los comités y, con ello, el poder de realizar investigaciones y supervisar a la administración.

Un Senado republicano también podría complicarle la vida a Biden bloqueando o retrasando la aprobación de los nombramientos del presidente para el poder judicial y el ejecutivo.

¿Y SI GANAN LOS DEMÓCRATAS?

Si los demócratas se hicieran con el Senado y los republicanos con la Cámara de Representantes, es poco probable que las dos cámaras encuentren un terreno común. Pero los republicanos podrían intentar ganarse a los moderados demócratas del Senado en algunas leyes.

Si los demócratas consiguieran mantener la Cámara y el Senado, probablemente reanudarían las negociaciones sobre algunos de los temas de la agenda de Biden que nunca fueron aprobados, incluido su nuevo paquete de programas sociales y económicos que se estancó en medio de desacuerdos internos de los demócratas.

¿CÓMO QUEDA EL MAPA DE LA CÁMARA?

La mayoría de los distritos de la Cámara de Representantes no son competitivos, gracias a un proceso de redistribución de distritos que permite a las legislaturas estatales trazar sus propias líneas del Congreso si así lo deciden. Muchas legislaturas trazan las líneas para dar ventajas a uno u otro partido.

- Advertisement -

VEA TAMBIÉN