Eduardo Pedrique Ramos mejor conocido como “Owen Wilson”, está revolucionando el arte de la peluquería con su única forma de resaltar la belleza de sus clientas.

Por más de 20 años, Owen ha estado inmerso en este mundo de la peluquería pero no solo como estilista, su experiencia inició limpiando un salón de belleza en Venezuela mientras veía a los peluqueros hacer su labor.

“Yo empecé limpiando una peluquería cuando tenía 14 años de edad y estuve ahí como dos años y luego pasé por dos salones más donde estuve de ‘mandadero’ y poco a poco comencé a secar cabello, maquillar y aprender sobre este arte de la peluquería”,

contó el artista.

Creando belleza e intercambiando culturas

Después de haber ‘agarrado vuelo’ rodeado de los mejores artistas de su ciudad natal Valle de la pascua en el estado de Guárico, Wilson comenzó a viajar constantemente a Aruba para hacer servicios de secado, corte, color de cabello y maquillaje para mujeres.

Entre Venezuela y Aruba, este talentoso latino recuerda a unas de sus primeras clientes quien lo hizo sentir y darse cuenta de que podía hacer todo lo que se propusiera y desde ese entonces no ha parado de continuar su carrera como estilista.

“Me acuerdo que mi clienta necesitaba un maquillaje y yo lo hice mientras ella estaba acostada y cuando ella se levanta empieza a llorar y yo me pongo nervioso porque dije no le gustó, pero ella lloraba era porque se veía tan espectacular que no lo podía creer, y ahí fue donde yo me agarré de lo que pude hacer y supe que podía hacer todo lo que me propusiera”,

mencionó Ramos.

En este recorrido y lleno de experiencia, Eduardo llegó a Estados Unidos en el año 2018 después de que el trámite de gestión y documentación en Venezuela opacara sus planes de tener un propio salón de belleza en Aruba.

Un nuevo rumbo

Aunque entre sus planes no estaba permanecer en Estados Unidos, la vida le tenía preparado a Owen este destino que se ha convertido en su segunda casa y fuente de inspiración y superación.

Este inmigrante venezolano estuvo trabajando en construcción al llegar a este país y al mismo tiempo ofrecía servicios de peluquería a domicilio.

“Aprendí tantas cosas en construcción que las agradezco hoy en día porque me defiendo bastante y hasta me gustaba lo que hacía. Pero después de pasar de proyecto en proyecto y de hotel en hotel por Carolina del Sur debido a los huracanes, conocí a unas personas con las que decidí quedarme a trabajar aquí en Charleston”,

destacó el venezolano.

Después de las largas jornadas de trabajo en ‘roofing’. Eduardo usaba la peluquería para relajarse y trabajaba en ello hasta la una de la mañana. Esta dedicación y pasión por lo que hace, lo llevaron rápidamente a tener su propio espacio y dedicarse por completo a su negocio ubicado en Goose Creek.

Estilo y confianza

Confiarle el cabello a una persona no es para nada fácil, pero debido al profesionalismo, experiencia y enfoque de “Owen Wilson”, cada vez son más las mujeres que mantienen la agenda ocupada del estilista.

Pues el servicio de este latino no solo se centra en hacer lo que la cliente desea sino que este negocio asesora a las mujeres de acuerdo a su personalidad, medidas,  facetas del rostro y naturalidad.

“El buen trabajo camina y a mi me gusta resaltar la belleza de las clientes, que salgan a la calle distintas y se vean fabulosas sin alterar la naturalidad. Me encanta ver la expresión de ellas al ver el trabajo finalizado y su autoestima en alto”,

resaltó el profesional.

En “Owen Wilson” se pueden encontrar servicios de corte, secado, color y maquillaje exclusivamente para mujeres y niñas, ofrecidos por un equipo de trabajo profesional en belleza.

Consejos de vida

La historia de este inmigrante en Estados Unidos no es solo de éxito personal sino un recordatorio de que los sueños pueden cumplirse con perseverancia y honestidad.

Lo que ha llevado a Eduardo Pedrique Ramos a ‘ganarse’ este lugar en la ciudad, en gran parte se debe a los dos consejos de vida que él ha aplicado a lo largo de los años y que quiere compartir con nuestros lectores de El Informador.

“Cualquier cosa que hagas, hazlo lo mejor posible, si eres barrendero o colector de latas o lo que sea, siempre hazlo lo más bonito y de la mejor manera. Y, cuando te enseñen algo, trata de que todo  lo que te digan en la vida sea una sola vez y no que te lo tengan que repetir,

puntualizó Ramos.

Conoce más detalles sobre este emprendimiento latino a través de su cuenta de instagram @owenwilsonhair.

Siga conectado con El Informador en Facebook.

Periodista colombiana, graduada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Contacto: laura@elinformadornewspaper.com