InicioNacionalesMigrantes trasladados en autobús o en avión a ciudades santuario pueden vivir...

Migrantes trasladados en autobús o en avión a ciudades santuario pueden vivir en EE.UU.

El año pasado, los casos de asilo tardaron una media de casi cuatro años en decidirse en los tribunales de inmigración, según el gobierno de Biden

Los gobernadores republicanos han estado enviando a más migrantes liberados en la frontera de Estados Unidos con México, lo que ha suscitado interrogantes sobre su situación legal, la forma en que son atraídos a bordo de autobuses y aviones y el coste para los contribuyentes.

Ron DeSantis, de Florida, llevó la semana pasada a unos 50 venezolanos a la pequeña y lujosa isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts. Durante el fin de semana, Greg Abbott, de Texas, llevó en autobús a más migrantes a la casa de la vicepresidenta Kamala Harris en Washington.

Las autoridades estadounidenses están lidiando con un número inusualmente grande de migrantes que cruzan la frontera desde México en medio de un rápido cambio demográfico. La administración dijo el lunes que las personas procedentes de Venezuela, Cuba y Nicaragua representaron más de uno de cada tres migrantes detenidos en la frontera en agosto. Las autoridades detuvieron a los migrantes 2,15 millones de veces entre octubre y agosto, la primera vez que se superan los 2 millones durante el año fiscal del gobierno.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

Desde abril, Texas ha transportado en autobús a unos 8.000 migrantes a Washington, 2.200 a Nueva York y 300 a Chicago. Arizona ha enviado más de 1.800 a Washington desde mayo, mientras que la ciudad de El Paso (Texas) ha enviado más de 1.100 a Nueva York desde el 23 de agosto.

¿Los migrantes están legalmente en los Estados Unidos?

Sí, temporalmente. Decenas de miles de migrantes que cruzan la frontera ilegalmente desde México son liberados en Estados Unidos cada mes con avisos de que deben comparecer ante el tribunal de inmigración para solicitar asilo o con libertad condicional humanitaria con la obligación de presentarse regularmente ante las autoridades de inmigración.

Los migrantes pueden solicitar asilo si entran ilegalmente en el país según la legislación estadounidense e internacional, y las autoridades estadounidenses tienen amplia autoridad para conceder la libertad condicional en función de las circunstancias individuales.

Los migrantes deben mantener una dirección actualizada con las autoridades, que programan citas en una ciudad con el tribunal o la oficina de inmigración más cercana. Deben solicitar por separado el permiso para trabajar.

El año pasado, los casos de asilo tardaron una media de casi cuatro años en decidirse en los tribunales de inmigración, según el gobierno de Biden, dejando a los inmigrantes en un purgatorio legal que les protege de la deportación. La acumulación de casos en los tribunales de inmigración se ha disparado a más de 1,9 millones de casos, según el Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Para evitar el hacinamiento masivo en los centros de detención, la administración comenzó a liberar a muchos migrantes en libertad condicional humanitaria. La Patrulla Fronteriza puso en libertad condicional a casi 250.000 inmigrantes entre agosto y junio, incluidos 40.151 en junio, las últimas cifras publicadas. En los siete meses anteriores, sólo había puesto en libertad condicional a 11 inmigrantes.

SourceAP
- Advertisement -

VEA TAMBIÉN