InicioBreaking newsUno de cada 10 celulares en México es una falsificación, según expertos

Uno de cada 10 celulares en México es una falsificación, según expertos

Los especialistas en la industria de móviles indican que uno de cada 10 teléfonos celulares en México es falso y debido a que no son marcas sujetas a vigilancia de las autoridades, pueden estar fabricados con materiales peligrosos para la salud o precargados con software malicioso. Uno de los incentivos para comprar un teléfono falsificado puede ser el precio, ya que un celular pirata puede costar menos de la mitad y hasta una sexta parte en comparación con el original. «Estamos hablando en México de 6% mínimo, según encuestas oficiales. Son dos millones 500,000 unidades, que estimamos es una pérdida de ingresos de 178 millones de dólares. Pero esto es solo lo que se ve. No estamos contando lo que no se ve, que es mucho más», dijo el director del Comité de Antifalsificación del Foro de Fabricantes de Móviles (MMF, por sus siglas en inglés), José Martínez, en entrevista con CNNMéxico. El estudio fue realizado en 2011 en puntos de venta oficiales, y no se consideraron los tianguis o locales no registrados, donde ocurren la mayoría de las transacciones de la economía informal. Martínez estimó que si se tomaran en cuenta los teléfonos que se venden en mercados públicos y tiendas de contrabando, la cifra se elevaría hasta el 15% del mercado total de México. Un celular pirata «se produce para parecerse a los modelos populares de las empresas famosas que manufacturan los teléfonos móviles. Los fabricantes ilegales roban las marcas y los diseños para producir teléfonos que pueden ser casi idénticos a los modelos genuinos», según el MMF, una asociación internacional de fabricantes de equipo de telecomunicaciones.

Otra variedad son los teléfonos llamados substandard, que «no infringen los derechos de autor en su diseño o mercadeo y parecen producidos por fabricantes legítimos. Sin embargo, estos teléfonos frecuentemente tienen una imagen y funciones similares a los producidos por los fabricantes genuinos. Están producidos por fabricantes no registrados y frecuentemente no han sido sujetos a pruebas, certificación o aprobación gubernamental», según el MMF. No hay cifras detalladas a nivel global o para cada región, pero Martínez estima que en África la piratería de celulares puede llegar hasta 30 o 40% del mercado. En Estados Unidos, los electrónicos de consumo son el producto más falsificado del país, con el 22% del total, y equivale a más de 100 millones de dólares, según un artículo publicado en 2012 por CNNMoney. No se ha detectado que se fabriquen en México estos equipos, según el especialista.»Casi el 100% de estos teléfonos se fabrican en China», dijo Martínez, y agregó que se les llama shanzhai. Shanzai es «el término chino utilizado para bienes falsificados o traficados», según Cnet. El concepto incluye desde falsificación de bolsas de mano hasta helicópteros. Martínez indicó que no han detectado que hay un modelo, marca o sistema operativo más falsificado que otros. «Generalmente los modelos más vendidos en un país son los que más tratan de copiar. Su modelo de negocio es qué se está vendiendo bien y luego hacer una copia de ese modelo». En cuestión de sistema operativo, algunos teléfonos falsificados tienen hasta tres o cuatro sistemas operativos o mezclan código de varios, precisó el especialista. Otra vía de venta de estas falsificaciones son los mercados en línea como eBay y Mercado Libre. ¿Cómo detecto un celular falso? La versión británica de la tienda de ventas en línea eBay publicó en sus Guías de Compras una advertencia de fraude con teléfonos celulares falsos. El sitio recomienda desconfiar de estas ofertas:

  • El teléfono cuesta la mitad o menos de su precio
  • El tiempo de envío no queda claro
  • El usuario ha cambiado varias veces de identidad
  • El usuario te envía respuestas prefabricadas; no establece un diálogo uno-a-uno
  • El vendedor prefiere usar un email como vía de comunicación que el sistema donde vende su teléfono

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN