81.5 F
Charleston
domingo, junio 20, 2021
InicioCiencia y TecnologíaNuevas pautas permitirán a científicos hacer crecer embriones humanos por más tiempo

Nuevas pautas permitirán a científicos hacer crecer embriones humanos por más tiempo

Las nuevas pautas publicadas el miércoles eliminan una barrera de décadas para la investigación con células madre, y recomiendan que se permita a los investigadores cultivar embriones humanos por más tiempo en condiciones limitadas.

La «regla de los 14 días«, un estándar ético internacional que limita los estudios de laboratorio de embriones humanos, ha estado vigente durante décadas y se ha convertido en ley en países como Gran Bretaña y Australia. Anteriormente, se requería que los científicos destruyeran los embriones humanos cultivados en un laboratorio antes de que alcanzaran los 14 días.

Algunos investigadores han favorecido la revisión de la regla para estudiar más a fondo el proceso de desarrollo, mientras que los oponentes dicen que tales experimentos en cualquier etapa cruzan un límite moral y no está claro que el cambio avanzaría en la investigación.

Recibe nuestro resumen semanal de noticias, es gratis.

El límite original era arbitrario e impedía el estudio de un período crítico en el desarrollo del embrión, por lo general entre 14 y 28 días, dijo Robin Lovell-Badge, experto en células madre del Crick Institute de Londres y presidente del grupo detrás de las nuevas pautas.

«Creemos que muchas anomalías congénitas se están desarrollando bastante temprano durante este período. Entender mejor estas primeras etapas, podría permitirnos adoptar procedimientos simples para reducir la cantidad de sufrimiento».

dijo Lovell-Badge.

Las pautas, actualizadas por última vez en 2016, fueron emitidas por la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre, cuyos estándares son ampliamente aceptados por países, revistas médicas y la comunidad de investigadores. No especificó cuánto tiempo más se podrían cultivar los embriones.

Para que los científicos del Reino Unido comiencen a producir embriones más allá de las dos semanas, sería necesario cambiar la ley que regula dicha investigación. Cualquier relajación de la regla aún necesitaría una «revisión sólida» por parte de los reguladores nacionales, dijo Lovell-Badge.

«No es una luz verde» para que los científicos amplíen la investigación con embriones humanos, dijo Kathy Niakan de la Universidad de Cambridge, quien ayudó a redactar las pautas, y agregó que «sería irresponsable».

Niakan dijo que se debe emprender un diálogo público que involucre a científicos, reguladores, financiadores y el público para discutir cualquier objeción potencial. Dijo que debe haber un amplio apoyo público antes de que el trabajo avance y que los países también podrían utilizar un proceso de supervisión especializado para sopesar los méritos científicos de la investigación.

Marcy Darnovsky, directora ejecutiva del Centro de Genética y Sociedad, dijo que aún faltaba la justificación científica para las nuevas pautas.

«Cuando un embrión está en una placa de Petri fuera del cuerpo, ¿realmente podrá decir algo significativo sobre el aborto espontáneo o el desarrollo embrionario?»

Dijo Marcy Darnovsky

A Darnovsky también le preocupaba que las pautas no impongan un límite sobre cuánto tiempo podrían crecer los embriones humanos.

La sociedad también ofreció asesoramiento sobre otros temas polémicos de las células madre, incluida la exigencia de una supervisión estricta para la transferencia de embriones humanos al útero después de la donación mitocondrial, un proceso en el que se utilizan dos óvulos y un espermatozoide para crear un embrión.

Las pautas prohíben, por ahora, cualquier edición genética que transmita cambios a las generaciones futuras, similar al trabajo realizado por el científico chino He Jiankui, quien sorprendió al mundo cuando anunció en 2018 que había creado los primeros bebés editados genéticamente.

Este trabajo está prohibido en este momento, pero Lovell-Badge y otros reconocen que algún día podría permitirse «si se demuestra que es lo suficientemente seguro y se usó en circunstancias lo suficientemente limitadas», dijo Hank Greely, director del Centro de Derecho y Biociencias. en la Universidad de Stanford.

Las pautas también prohíben la clonación humana, la transferencia de embriones humanos al útero de un animal y la creación de quimeras humano-animal, diciendo que tal trabajo «carece de fundamento científico o es éticamente preocupante».


El Departamento de Salud y Ciencia de Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. AP es el único responsable de todo el contenido.

- Advertisment -

VEA TAMBIÉN